Blogia
casiazul

Casi sin querer...

Casi sin querer...

Llega el verano. Casi sin querer el vuelo de los helicopteros me dice que el incendio está acechado ahí, detras de cada pino, de cada carrasco.

 

Yo acecho, cámara en mesa, a la mamá gorriona que ha ocupado este año, no sin una lucha cruel, de la que fui testigo auditivo durante varios días, el nido de golondrinas que tan buenas imágenes me dió el año pasado.  

 

Yo no sabía que los gorriones eran tan "mañosos" y tan ladinos. Pero está visto que los "ocupas" no faltan en la naturaleza.

 

Antes de que llegasen las golondrinas ya habían hecho la puesta estas pequeñas y piantes aves. Un huevo azulón había caído sobre el banco que hay bajo su nido. Y se había roto, como es lógico.

 

A los pocos días de este descubrimiento aparecieron las dueñas legales de la vivivenda: las golondrinas... Y se armó el guirigay consabido de dueños de vivienda contra inquilinos no deseados. Y como aquí no hay más ley que la del más fuerte o la del que primero llega se la lleva... Pues eso, que golondrinas 0, gorriones gorrones 1.

 

Y ahora me entretengo en mirar a este asustadizo pájaro entrar y salir de su casa, usurpador sin conciencia...

 

El barro es un buen aislante para el torrido verano. Y la pequeña gorriona debe saberlo...

 

Aquí os dejo la foto de la bribona... Que lucha por su nidada como todas las madres, con pico y plumas al aire... Que a madre no hay quien la pueda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

carmen -

Se te extrañaba, que bueno volver a leerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres