Blogia
casiazul

Todo lo demás

En época de cambios...

En época de cambios...

... no hacer mudanza.

Eso dice la frase que me ha dado siempre tanto que pensar cuando he estado en duda de si ir o venir, entrar o salir.

Es una frase acertada para los prudentes, pero cansada si la repites muchas veces, porque te deja anclada en la inacción permanete. Por la sencilla razón de que siempre hay cambios. En todas las épocas de la vida, del hombre, de la Tierra, del Universo, siempre hay cambios. Visibles u ocultos, rápidos o lentos como el transcurrir de los eones.

Tengo ya todo el tiempo que necesito para mí. La cuestión es qué hacer con él.

Tantos planes, tanta espera, tanta intranquilidad y quemazón, para esto, para no parar.

Días que vuelan en preparativos, en esperas, en sueños... días que no cunden, porque una no cambia de costumbres y rutinas caseras aunque cambien sus horarios, sus tareas. 

El verano ha pasado en un suspiro, pero esta vez no he tenido la sensación de apurar los ultimos días, las últimas horas. Esta vez el verano se ha prolongado hasta este momento en que estoy escribiendo. Ahora es aún verano y cuando llegue el invierno, el crudo y oscuro invierno, seguiré estando de vacaciones.

Ya no más madrugones obligatorios, ahora serán voluntarios. Lo malo es que el cuerpo se despierta, puntual, a la misma hora. Y los perros controlan el despertador natural aún mejor que yo.

Intento mantenerme una hora más en la cama; las 7 de la mañana no son horas de moverse, ¿para qué? , pero a las 8 ya no aguantamos ni ellos ni yo...

Me han felicitado, y supongo que con razón. La etapa del jubileo ha empezado.

¿Me alegro ya? Porque aún no he tenido tiempo de pensarlo...

 

Este árbol, cargado de manzanas tentadoramente llenas de libros, con búhos lectores y flores letradas, se ha quedado en el pasillo que recorreran los que allí he dejado. Ha ido creciendo en tres años, primero le crecieron las manzanas, luego nacieron las flores y por fin los búhos se posaron con sus lecturas favoritas en la vaya, que este año espero que se cargue de libros bien colocados en su madera aún blanca...  

Les dará buena sombra. Eso espero, eso quiero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Invitacion a la lectura

Invitacion a la lectura

http://mundosenparalelo.blogspot.com.es/

 

He dicho...

Invitación a la reflexión

Invitación a la reflexión

 

 

Os dejo un enlace del articulo que mi gran hombre escribió ayer, mientras yo preparaba nuestra cena.

Mi gran hombre ha heredado de su madre un cierto amor por las palabras, de su padre un punto de mal genio que no está mal ejercer de vez en cuando y su fascinación por el cine.

Mi gran hombre es el resultado de la educación pública, el esfuerzo de sus padres y su propio interés por crecer y ser.

Mi gran hombre escribe bien, va puliendo su estilo, en los distintos campos de sus intereses. Pero yo le adoro cuando su punto de rabia le hace analizar la realidad en la que vive.

Me siento orgullosa de mi gran hombre. Me siento orgullosa de mi hijo...

Este puede ser su año, el año en que se cumpla uno de sus sueños más querido: Madrid...

No hay magia

No hay magia

No hay magia como la de la infancia. Nada nos hace creer tanto y en tantas cosas como cuando se es niño. Con el paso de los años, cuando los Reyes dejan de ser Reyes, empieza el derrumbe de las ilusiones.

Creo que ése es el momento en el que comienza a formarse uno la imagen de la realidad con la que tendrá que convivir el resto de sus días: una realidad llena de falsas verdades o verdaderas mentiras.

Cuando el regalo es una psp, cargada de juegos violentos, cuando lo máximo a lo que se aspira es a un ordenador o un nuevo móvil, cuando el regalo deja de ser un sueño porque lleva tiempo siendo un anuncio en la televisión, entonces es cuando la infancia se ha perdido...

Esta noche es la noche de los sueños, de los posibles. Mañana será el día de las decepciones para muchos, de las lágrimas mal contenidas por no haber recibido lo que se ha pedido. Puede ser el día en que el sueño se hace realidad y, por tanto,  deja de ser un deseo.  Habrá niños que vayan pasando de un regalo a otro sin darles apenas un minuto de atención a cada uno de ellos mientras que otro chiquillo verá sus ilusiones convertidas en un jersey o unas zapatillas, pero no estará ese juguete tan deseado, esa videoconsola tan pedida...

La televisón nos machacará mañana con imágenes de niños felices, pero no veremos las lágrimas del que se queda castigado, un años más, sin regalos por pobre, por desgraciado, por no haber nacido en la familia más adecuada, la familia feliz que todos desean pero pocos tienen (¿Existe tal familia feliz?)

El que nada consigue frente al que lo tiene todo.

Si, mi escepticismo asoma, una vez más: ya no quedan niños, sino consumidores feroces, ahora y en el futuro. Nos tienen bien amaestrados, que le vamos a hacer...

Que los Reyes sean genersoso con vuestros sueños, si Papá Noel no lo ha sido ya.

 

Doce mil y pico

Doce mil y pico

Me dicen desde UNICEF que llevamos juntos 12.058 días. He calculado que llevo trabajando 12.700 días. Así que ese es el tiempo que he decicado a los niños que han pasado por mi vida. A unos les he conocido personalmente, a otros les he ayudado (minimamente) desde la distancia y a tres de ellos los he "medio parido" (la cesárea no es un parto, se pongan como se pongan).

Embromaba a mis alumnos el viernes, poco antes de recoger para irnos a casa:

Muy seria y muy digna, les hago que se callen y me prestan todos atención, cosa harto difícil.

- A ver, ¿que bicho os ha picado en el recreo?

Me miran asombrados, casi asustados los más peque y sorprendidos los mayores.

-¿Por qué seño? -se atreve apreguntar una de las de sexto después de unos segundos de indecisión y silencio absoluto.

- Porque llevaís dos horas portandoos de maravilla... -le respondo con una gran sonrisa.

Y, claro, se rien en un suspiro que me sabe a gloria.

La vida, en ese montón enorme de días, me ha dado momentos así, minúsculos, intensos, hermosos en su simplicidad...

La vida no es bella, pero algo podemos hacer de vez en cuando para que nos lo parezca y se lo parezca a los demás. Por ejemplo, hacer sonreír a un niño...

Otoño, viento amarillo, vientecillo trotador, que cargas el aire con odres de olor...

Feliz cumple día.

 

 

 

De bodas

De bodas

De bodas y bautizos y comuniones viven las tiendas de moda estos días.

Me sorprende como aguanta la gente estas situaciónes tan delirante.

Una boda por "todo lo alto", con trescientos y pico invitados... comuniones en mayo y mucho vestido de fiesta y ridículos tocados, que te dan ganas de multar a las damas por su mal gusto.

La verdad, no entiendo a qué este regreso al seno de la santa madre iglesia, salvo que se deba a los ligeros signos de cristianización que se dan en ciertas televisones (en otras el asunto es ya descarado).

Hoy me ha hecho gracia la noticia de que el papa de Roma ha pedido cordura y mesura en los gastos que generan estas fiestas "familiares", que acaban siendo la ruina de la familia.

Lo que me recuerda una peli de Kent Loach (¿se escribe así?) sobre el tema, delirante y real como la vida misma.

.........................

Y llueve lo que no ha llovido en todo el invierno. Mi chimenea está ardiendo aún y llega mayo con sus florecitas. Los abejarucos comienzan a hipnotizarme con su belleza y un mirlo despistado andaba esta mañana comiendo mosquitos por los hierbajos de la parte alta del jardín.

Farah ladra feliz cuando salimos y los niños se la juegan por el camino con sus bicicletas. La crisis a traido a más vecinos de lo habitual. Este verano estaremos llenos de vecinos, ya lo veo venir.

Y yo, que no ando muy espabilada, miro el gris ceniciento del cielo y leo... siempre leo...

 

Al viejo estilo

Al viejo estilo

Buscando el tiempo, la nieve que intuyo pero no llega, buscando, en fin, un avance para viajar sin sustos, me encuentro con una noticia de lo más simpática: las buenas maneras, lo que antes se llamaba urbanidad, lo que de siempre ha sido cuestión de educación, se ha transformado en normativa municipal de un pequeño pueblo alcarreño.

Hombre, el alcalde es de IU, no sé si eso querrá decir algo, pero desde luego tiene todos mis respetos y mi admiración. En estos tiempos nos hace falta mucha, mucha educación. Para no mandar a la m... a la mitad de la humanidad... o hacerlo lo más educadamente posible.

Felicidades, sr, Alcalde.

http://www.rtve.es/noticias/20120316/ni-chismorrear-ni-regoldar-son-algunos-habitos-toba-lleva-ordenanzas/507803.shtml

 

Balance

Balance

Ha sido generoso el año. Me ha regalado "Todo Mafalda", un taco así de gordo con todas las tiras de la pequeña filósofa argentina.

Siempre, desde que la conocí, me ha fascinado esa pequeña de lacito sobre pelo negro, tan humana que nos deja a los demás a la altura del betún.

También me han regalado, con vistas a septiembre del próximo año, unas entradas especiales para otros argentinos geniales: Les Luthiers y su nuevo espectáculo.

Así que enfilo el nuevo año con fuerzas renovadas. Y una ilusión que no me esperaba: estrenaremos colegio en enero o febrero, a más tardar. Un colegio nuevecito, recién terminado. Con su pequeño despacho de director, su almacen chiquitito, su arenero chiquitito y sus servicios chiquititios.  Y recalco lo de chiquito porque es un cole hecho a la mediad del pueblo y su población. Tres aulas, una de ellas convertible en dos, al poder dividirse y que hará las funciones de sala de usos multiples.... ¡Qué bien suena! Dos profes y 16 alumnos y todo el espacio del que no hemos podido disfrutar hasta ahora. Con su alarma contra incendios y anti robos, con sus persianas de lo más modernas y un patio que abarca el frontón del pueblo si queremos. ¡Un lujo, vamos!

Así que ya me veo decorando, colocando y disfrutando de un entrono casi idílico y muy seguro para los peques.

No se como irá todo lo demás, pero el balance del próximo año puede ser bastante positivo.

¡Ah, el de este año...! No, ese no pienso hacerlo. Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario... Al pasado, que le den...

(Positiva me ando, ya ven, a ver lo que me dura...)

Un besazo a todos y todas. ¡Hasta el año que viene!

Recortando, que es gerundio

Recortando, que es gerundio

Vienen las rebajas, pero no en los recibos ni en la gasolina o los impuestos. No, vienen a mi sueldo, que en enero baja otro 3%, eso si más tarde no deciden que un poco más. Me dicen que de forma "coyuntural". Pues puestos así le diré al del banco que me baje la hipoteca de "forma coyuntural" hasta que pase la crisis, ¿no?

Y coyunturalmente hablando trabajaré el 3% menos, ¿no? Total, para lo que se valora mi trabajo...

En fin, que vienen mal dadas, pero que siempre nos dan a los mismos...

Y yo con estos pelos.

Compromiso

Compromiso

Nunca me he tomado en serio esto de la política. Nunca me ha preocupado demasiado la marcha de la política y de los políticos o de los sindicatos. Pero, mire ud. por donde, esta vez me he metido hasta el cuello en esto que los griegos inventaron hace muchos, muchos años y aún sigue medio funcionando, la política.

La cuestión es que ha sido tan decepcionante ver como se ha ido yendo al carajo la diferenciación entre una política de derechas y otra de izquierdas y cómo se van perdiendo avances sociales alcanzados a lo largo de muchos años, que por fin me he lanzado a posicionarme (a la vejez viruelas).

Y no lo hago por mí, que maldita la necesidad que tengo yo de que me miren y me pregunten por algo que me trae al pairo. Lo hago, tal vez egoístamente, por mis hijos. Y eso que a mís hijos les resbala más que a mí la política (de tal palo tal astilla y para lo que sirve influir como madre...) Tal vez por eso, por que al final sí importa y tal vez ellos vean que se puede rectificar, al final del camino, y que sí, que hay que pelear por lo que se quiere, aunque esa lucha sea un tanto sui generis.

Por que lo mío tiene delito, aunque creo que es bastante coherente... Me apunté al partido minoritario "Escaños en blanco". Así, por las buenas y después de haber leído lo poco que encontré sobre él. Me gustó la idea de no tener ideología, de no tener más afán que el de eliminar, desde dentro, una formula no demasiado justa y de dar utilidad a mi propio voto en blanco, que he practicado más de una vez. Un partido que niega los paridos y a los políticos, que renuncia a tomar posesión del cargo y a tener una cuenta corriente donde ganar dinero fácil. Un partido que no se ha gastado un duro oficial (perdón, euro) en propaganda ni en fotocopias ni en mítines. Un partido que sólo pretende desaparecer lo antes posible.

Para mí eso es una bicoca, el partido de mis sueños... Ahora a esperar que ningún senador o diputado pueda aparecer amparado en esas siglas... Por dos razones, a saber: por que no consigamos suficientes votos y por que se ha firmado un documento interno en el que los que se presentan se compromenten a no tomar posesión del cargo.

¿Será posible encontrar alguien honrado, después de todo?

Ya se verá...

En fin, que me podeís seguir llamando "pringada" e "idealísta" a voz en grito... No sé, tal vez aquello de la utopía aún pueda ser (ingenua de mí, ¿pero qué digo?)

Y os juro que no he fumado nada, nada, nada... Cosa que no puedo decir de algunos de mis compañeros de listas... ¡ja!

Y un enlace para que me creaís...

http://votoenblancocomputable.org/

Me río yo de la crísis...

Me río yo de la crísis...

Y lo hago por no llorar. Ando pagando este mes los excesos del verano. Vamos, que la bancarrota asoma a mi puerta y todo por querer disfrutar un poco de lo poco que tengo. Pero está visto que en cuanto te descuidas y aflojas un agujero del cinturón, ¡zas! a los dos meses estás a dos velas (o a una sólo, que es peor...)

Esto es como lo de Grecia o lo de Portugal, o lo nuestro mismo. He pensado que me llegaba y lo único que me ha llegado de regalo, encima de lo que ya arrastraba con las terjetas, las rebajas y las saliditas a destiempo, hermosas y felices, pero que ahora hay que pagar, ha sido una multa por exceso de velocidad. En la A2, justo la noche que regresaba de Lisboa. ¡Con lo cansada que venía, como para mirar lo de los 80 por hora, si lo único que quería era llegar a casa cuanto antes...! Menos mal que no había perdida de puntos. Y me repatea, porque yo suelo ir a una velocidad prudencial, pero esta vez me he pasado por 22 km, que tampoco es mucho, la verdad... pero...

Encima me llega la carta más tarde de lo debido, con lo que no puedo pagar la mitad por pronto pago, que también tiene mandanga el asunto. No sé si puedo recurrir o no, dado que parece ser que se me ha pasado el plazo para todo, excepto para pagar a tocateja...

En fin, que encantada de la vida ya estoy, ya, pero hasta las narices de la rebaja del sueldo y la subida de las cosas, que cada día lo noto más y me llega para menos. Y eso que dejé de fumar...

¡Loado sea Dios que castiga nuestra felicidad con un 10% de IVA.

Y va y me lo aplican todo en el mismo lado... en el monedero, donde más duele...

Pues nada, caminito de la Acrópolis, me veo, o del Golgota...

Dice mi amiga A. que todo pasará, y yo me sonrío, por supuesto. La cuestión es cómo saldré de esta mi crisis particular, que a los políticos y a los banqueros ya les sacaremos entre todos...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Uno de tres

Uno de tres

Comienza el curso con los peques. Uno de tres, porque ya sólo quedan tres años para poder jubilarme. Al menos eso espero. Y no es por que sea una vaga redomada, una insolidaria no una de tantas cosas como se nos achaca ultimamente a los maestros y profesores. Es porque llevo trabajando 33 años, ya más de la mitad de mi vida. Y por que creo que ni mi estado físico ni el mental me permitirán estar más allá de los 60 al pie del cañón. Es evidente que lo que quiero para mí lo quiero para los demás. Hay trabajos que no son soportables más allá de esa edad. Trabajos duros, agotadores, desgastadores de personas. Pero claro, eso el gran capital no lo entiende. Como tampoco muchas personas entiende que trabajar con niños o adolescentes puede ser tan agotador o más a nivel mental que otros trabajos más físicos.

 No es que quiera justificar lo que hago y cómo lo hago. Hago lo que me gusta, lo que mejor sé hacer. Y lo hago lo mejor que puedo. Pero ya voy encontrando mis limitaciones. Y eso me duele, porque, en cierta forma, influye en el trabajo que realizo con los alumnos.

....................

El primer día con los peques, ayer, me encontré con la sensación de haber estado sólo unos pocos días lejos de ellos. Era una situación extraña, como si el tiempo entre la última clase de junio  y la primera de septiembre no hubiese existido.

Y, curiosamente, este verano ha sido muy especial para mí y mis pequeñas familias, la humana y la perruna.

Una de mis peques se ha casado (no me hago a la idea, me suena tan raro...). Y uno de mis perros ha sucumbido a la enfermedad. He ido dos veces de vacaciones, cosa poco frecuente en mí.

Y me he incorporado al trabajo con un cierto ánimo, cosa que me agrada.

..................

Un nuevo curso, con los viejos problemas de siempre.

Un pequeño trabajo de plástica.

 

 

Mirando la tristeza

Mirando la tristeza

A veces la tristeza me mira directamente a los ojos. Y yo veo su reflejo en mis ojos. Es un juego de espejos, un caleidoscopio donde se mezclan y multiplican mis recuerdos. Como no puedo separa los buenos de los malos, hago girar los espejos, en busca de la belleza, pero se me nublan con la fealdaz que nunca desaparece.

Son caras de la misma moneda. Y cuando cae de cruz, del lado feo, me quedo mirándola apesadumbrada. Un recuerdo me trae otro, se enroscan como hiedra venenosa en el alma. Hace poco, a raíz de una película un poco meláncolica, pero no necesariamente triste ni melodramática, al apagar la pantalla, se me anegaron los ojos de lágrimas. Me desbordó la tristeza, en estado puro. Tal vez fuese la película el detonante, como lo ha sido algún libro  otras veces, pero esta vez  no había motivos.

Pienso que la edad me va reblandeciendo por dentro. Que mi pequeña coraza, hecha con tanto esfuerzo, se resquebraja poco a poco, sin que pueda poner parches de sonrisas o bellos atardeceres para repararla.

La belleza de las cosas me ha consolado mucho, como lo ha hecho el arte y la lectura. Siempre he creído que esas cosas junto con otras más mundanas, me podían ayudar a olvidar los malos tragos, las desilusiones, los desamores, las traiciones y los olvidos. Pero no es así. Nada olvido de lo que quisiera olvidar.

Olvido donde dejé las llaves y lo que comí ayer, olvido minucias pero permanencen en mí cosas que quisiera ya alejadas por completo de mi pensamiento.

Es extraño este cerebro nuestro.

Me da el sol en los ojos, iluminando a la vez las volutas de humo del cigarro. Cae la tarde y con ella un día más.

No me dejo vencer, pero me canso en la lucha.

Lucía

Lucía

Me manda una compañera las primeras imágenes de Lucía, 26 semanas.

Y recuerdo mi primera maternidad. Las ecografías eran en blanco y negro, sólo las veía el ginecólogo y si te giraba la pantalla a lo más que acertabas era a ver unas manchas blanquecinas y contrastes negros y grises. Le escuchabas como te decía que ese punto era la cabecita y que medía tantos centimétros, que estaba todo bien. Y yo me quedaba asombrada, no de lo que veía, que no veía nada, la verdad, sino de que el médico pudiese traducir las líneas y las manchas.

Hace poco le hicieron a Farah un escanes del bazo... Y por más que me lo imaginaba, no había manera de que aquella mancha que se movía por la pantalla me pareciese un bazo...

Pero, independientemente de lo que pueda ver o no, me sorprende el envío de las imágenes.

Hace mucho tiempo, algo así como 32 años, yo veía a mi peque entre brumas y ahora, sin pudor, sin miedo, con un orgullo apabullante, una madre te muestra lo que lleva dentro.

Entonces rezabas para que todo saliera bien (veinte dedos y la cabeza en su sitio...) Y esperabas 40 semanas, arriba abajo,  para saberlo. Ahora puedes fotografíar hasta el último detalle del bebé. Ya no es una "feliz" espera analógica y con su reposo, es un ir y venir digital, detallista, sin sorpresas.

Supongo que lo vivirá con la misma ilusión que yo, pero con más tecnología...

 La imágen no es de Lucía, está en la red. Me resulta sorprendente.

De azul y blanco

De azul y blanco

Trae mi peque imágenes del Mediterráneo. Montones de imágenes... Lo de las cámaras digitales me tiene fascinada. Cabe el mundo en ellas.

Ha venido de su viaje entusiasmada. Y yo feliz de que haya visitado los lugares donde nació nuestra civilización. El mundo griego, el origen de tantas cosas...

A través de sus ojos veo lo que hace muchos años soñaba con ver. Para mí esos viajes ya son demasiado pesados, demasiado largos. Pero en su cámara me ha traido atardeceres marinos, bazares turcos y su mirada, joven y espectante ha desgranado las pequeñas esencias del pasado glorioso y del futuro inminente.

Y mientras en la cocina esterilizo botes de cristal para envasar mis rojos tomates, me delito con la vista del azul cantado por Serrat. Y resuenan en mis oidos los versos de Espronceda: "A un lado Europa, al otro Estambul..."

Mientras que en mi recuerdo retengo el verde norteño, ella me trae el amado azul.

 

Paisajes

Paisajes

Frodo no lo sabe, pero está mirando los mismos olivos que miraba Don Antonio Machado hace ya muchos años. Se asoma a los olivares de Baeza, donde la mirada del poeta se perdía en el verde ceniciento.

Me sirve de cicerone un viejo fumador de marihuana, como se define él mismo. No podría, de todas formas, negarlo. Sus dientes, su aspecto, no dejan lugar a dudas. Ha vivido una vida intensa, pero machacada por la droga. Al final regresó a su tierra, donde, según dice, mejor se está, pese a que nadie le quiere.

Se asombra de que haga fotos a pequeños rincones que no le dicen nada, pero que a mi me parecen hermosos en su sencillez.

Una esquina, los cuatro farolillos de una plazoleta con su fuente y su escudo... Me fijo por igual en los grandes caserones renacentistas y en las pequeñas y blancas esquinas de casas humildes. A él le parece que hay cosas más grandes, importantes, dice. Pero yo le comento que me gusta esa ventanuca, aquel banco de madera, el reboque de la cal tapando los desconchones... Tenemos distintas visiones de lo mismo. Me habla de la política y los políticos que están destrozándo su pueblo. En todos lados cuecen habas, amigo.

Despues de llevarme al parque y señalarme donde puedo comer bien y barato, se marcha en busca de su amigo, con el que quiere bajar a Granada a un concierto. Y se aleja por los soportales, con su vida a rastras y una sonrisa de almena de castillo, feliz de haberme acompañado y de que Frodo le haya hecho dos carantoñas.

"Buenas gentes, que caminan..." Ya lo dijo el poeta...

Frodo en el mirador Antonio Machado, en Baeza.

Lluvia en junio

Lluvia en junio

Lleva tres días lloviendo. La temperatura ha caido más de 15 grados. Y hoy, sábado, llueve intermitentemente. No puedo salir al jardín, no puedo pasear con los perros y en la tele no hay nada que ver, pese a los tropecientos canales que se ven. Pongo la película que me han dejado, con el comentario "te va a gustar".

Dependiendo de quien me lo diga le creo. A él siempre le creo. Me conoce demasiado bien y me ha gustado. Lo que me recuerda que una vez me dijeron que era demasiado elitista. Demasiado exigente con los demás a nivel intelectual. Eso me hizo reflexionar y llegué a la conclusión de que el tiempo es demasiado precioso como para perderlo en cosas que no me aporten nada.

Diferente es que el cuerpo o la mente me pidan distración pura y dura, risas simples y refrescantes. Y aún en esos momentos soy muy selectiva.

A lo que iba: El jueves me llevaron al cine. Ella quería ver Sexo en Nueva York 2. Yo prefería Alicia, la de Tim Barton. Como ella era la que invitaba y la que estaba malita, accedí. Sin comentarios... ¡Lo que se hace por los hijos!

Hoy he visto en mi salón algo que no sé como clasificar, pero que, como me dijo él, me ha gustado: Las invasiones bárbaras.

Gracias, hijo, por el consejo.

Una película llena de referencias literarias, políticas, sociales pero, sobre todo, una reflexión sobre la vida, su sentido y su fin. Varios de los comentarios se me han quedado en la cabeza: "Tal vez no es esta vida lo que tienes miedo de abandona, sino los recuerdos de lo que has vivido". Más o menos...

La recomiendo para una tarde de lluvia, como la de hoy. Un canto a la vida desde el final de la vida.

.................................

Romero

Romero

Vengo con dos ramas de romero del paseo vespertino. El sol, tras una ligera neblina, no nos atormenta aún, pero el calor ya ha hecho su presencia. Jadea Urko, que aún enfermo, tiene ganas de corretear, pero menos.

Y entre ir y volver pienso que la vida nos da y nos quita a su antojo.

........................

Hoy una madre me habla de otra y suelta, tan feliz, algo sobre denuncias al tribunal tutelar de menores. Y yo, para mis adentros, pienso "Le dijo la sartén al cazo: apartate que me tiznas..." Porque ella está a un paso de denunciarla a los servicios de asistencia social...

En este caso lo de la viga en el ojo propio y la pajita en el ajeno está más que acertado.  Me da por pensar si todos no andaremos un poco ciegos respecto a nuestros errores y con vista de lince para los demás.

..........................

Mis lilas, tardías, están ya en el jarrón del salón. Las blancas, pues las moradas aún se lo están pensando. Son hermosas estas flores, que comienzan a morir antes de haber terminado de nacer. Siempre me han resultado muy atractivas.

..................................

Y la nave va...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Redes sociales

Redes sociales

Ando apabullada, como bien sabéis, por lo del fracaso de este curso. Mi querido Koldo me dice que compare mis resultados con los de mis colegas. ¡Soy la que más les aprobaba! Hasta que me he dado cuenta de que así no podía seguir. Por animarles y estimularles les dejaba pasar... Y resulta que no, que así se creían que lo estaban haciendo bien.  He parado en seco. Les he dado lo que en justicia se merecen. Pero no ha bajado ningún padre a preguntar por el "bajón" de su hijo. ¡Ni uno!

Eso sí, me he enterado que una de mis alumnas, a la tierna edad de siete años, tiene su perfil en Facebook. Y que lo maneja. Apenas sabe leer y menos escribir correctamente, pero sus hermanas se han ocupado de que sepa jugar en la red. Todo ello con la aquiescencia (¿de donde habré sacado esta palabra?) de su madre, que también está en dicha red.

La profe de Inglés se está planteando abrir un "perfil" específico para sus pequeños alumnos. Dice que tal vez así pueda recordarles cuando hay control y que deberes deben hacer. Y ya puestos, que los hagan en la red, por que en los cuadernos no hay manera.

Sinceramente, me siento sobrepasada con todo esto. Y me da la sensación de vivir en otro mundo, como decía en la entrada anterior.

Creo que ya no me valen los viejos esquemas pero no consigo entender los nuevos. Por eso le planteo a mi hijo la siguiente duda: ¿Debo adaptarme yo a mis alumnos, que no llegan ni a imberbes por la edad (son niños de hasta doce años, ¡carajo!) o ellos a mí?

Que alguién me lo explique, por que mi cabeza no da para más.

Y hasta aquí las tribulaciones de una vieja maestra, que se siente impotente ante la que se le viene encima: ¡la pizarra digital!

  

Limbo

Limbo

Anda el patio muy revuelto. Y yo aquí, en mi isla...

Veo el mundo a través de la tele y la radio. Poca prensa, lo reconozco.

Y cuantas más informaciones me llegan más insolidaria me vuelvo. Más me escondo, cual avestrud, para no ver, para no saber.   Eso no impide que fuera todo ande revuelto, sucio, al borde del caos.

¿O siempre ha sido así?

No sé si la ignorancia es buena, pero para algunas cosas mejor no saber. Por ejemplo, para dormir a pierna suelta, para no tener miedo de los ladrones (llamado inseguridad ciudadana), para no conocer la corrupción (llamados políticos corruptos), la avaricia (llamados empresarios corruptores), la lujuria desenfrenada (llamados pederastas y violadores varios)... Para no pensar en la condición humana en su vertiente más oscura, (llamados asesinos de sus mujeres, creadores de guerras, movilizadores de oscuros intereses, traficantes de drogas, terroristas con bandera religiosa o política, intransigentes de lo sagrado...).  

Negar la realidad no la elimina, negarse a verla tampoco. Pero a veces, cuando nada se puede hacer, mejor desconocerla, es un alivio.

.......................

Oigo a los niños decir de aquellos que están despistados o en sus mundos maravillososo que "estás en los mundos de Yupi"

Tal vez yo me haya quedado en ese mundo de forma voluntaria. Por que cada vez que me informo se me revuelve el estómago, me duele la tripa y el corazón me da un vuelco. Y, la verdad, que me pase eso cada vez que veo un telediario o escucho las noticias es malísimo para mi salud.

....................

La gasolina sigue subiendo, de eso si me entero, todas las semanas.

.....................

No sé si estar en el limbo es bueno, pero como se le suele llamar el limbo de los justos, lo prefiero. Estar en un lugar donde la justicia no se cuestione por que es realmente justa. ¿Qué mejor sitio para vivir?  Tal vez no sean buenos el cielo ni el infierno, por aquello de los extremos. Tal vez sea mejor creer en el limbo y pedirse unas vacaciones en él.

Por si las moscas, de vez en cuando cojo a Frodo y me voy al paraíso.  Allí la amarillenta luz del atardecer me da un respiro entre las sombras de la noche y los grises de los días.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres