Blogia
casiazul

Todo lo demás

Ese hermoso camino

Ese hermoso camino

Escucho la BSO de La vida es bella.

Cuando se describe la vida cruel con un tinte de ternura y humor, cuando uno puede reírse del dolor, de los demás y de uno mismo, ¡que bella es la vida!

Recuerdo la película  de Roberto Benigni con un fondo de tristeza, a pesar de que la sonrisa está presente.  La capacidad de su director para conseguir esa mezcla de horror y esperanza me sobrepasó los sentimientos.

La escena del fotograma que he buscado me parecíó esperpéntica, ridícula, absurda. Pero precisamente por eso la he puesto. La vida tiene esos puntos de absurdo que más vale no urgar en ellos.

Evito las películas y los libros sobre la crueldad nazi o sobre cualquier otro tipo de crueldad. Pero al final mi intento por comprender ese gen agresivo que todos llevamos dentro, en distintos niveles, hacen que lea, vea, me espante y no llegue a ningúna conclusión.

Una cosa es la capacidad necesaría para sobrevivir, basada en un cierto nivel de agresividad y competitividad y lo otro es crueldad pura y dura, tanto más innecesaria cuanto más cultos e inteligentes somos.

Pero en esto, como en todo, siempre superamos los límites de lo razonable. Exploramos los límites, pero no paramos en ellos.

Me dan miedo los hombres y sus acciones. Su crueldad, su dureza.

Me gustan los hombres, por la belleza que pueden generar, por el amor que pueden dar, por tantas cosas...

Somos una especie rara, reconozcámoslo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Repeticiónes

Repeticiónes

Tal vez los dos textos que he puesto hoy, estén repetidos en alguno de los blogs que ya he cerrado. Pero es que tienen algo que me seduce. Reconozco que tengo más, mucho más escrito, pero la "luna de agosto" en sus varias versiones, es "un falso recuerdo" que me encanta...

Llamo falsos recuerdos a un tipo de textos que, perteneciendo a la ficción, parten de uná anécdota real. La cuestión es averiguar cuanto se puede cambiar la realidad para hacerla ficción y al revés, cómo hacer que una ficción se acerque lo más posible a la realidad sin dejar de serlo...

Prometo (no sé a quién) buscar cosas nuevas para las próximas entradas...

 

Evolución

Evolución

Al igual que se anuncia la entrada en la madurez sexual, se debería anunciar la salida del ciclo reproductor. Dicho así suena raro, lo reconozco. Pero es que me ha sorprendido que despues de tanto esperar y desear que se acabara, cuando, por primera vez ha sucedido, casi no me lo creía. He pasado dos años de lo más revueltos, tanto fisica como psiquicamente. Supongo que todo estaba un poco relacionado.

Hacía tiempo que comentaba los problemas de una ovulación mensual en las mujeres. Haciendo comparaciones con otros mamíferos (ratas, perras, elefantas...) veía la variedad en esos ciclos, pero no llegaba a explicarme el por qué del ciclo femenino. Supongo que la evolución de la especie tiene algo que decirnos al respecto, pero no he leído demasiado al respecto y es un tema que raramente se toca.

Mi pregunta más frecuente es por qué dura tanto ese ciclo. Supongo que al alargarse la vida media de nuestra especie el mecanismo se alarga aunque es casi seguro que no se llegue a producir el embarazo a partir de cierta edad (se evita, por supuesto). 

En fin, que no me siento menos mujer, que sigo deseando la vida y lo que me puede deparar y que me voy a ahorrar un pastón en antinflamatorios, compresas y lavadoras... Vaya lo uno por lo otro.

En la casa de Luis Muiño

En la casa de Luis Muiño

Luis Muiño en su página,  plantea el tema del suicidio. Y copio lo que allí escribí hace unos días. Koldo, participante habitual, me despertó.

 

Lógicamente, si estoy aquí, ha sido porque o me faltó valor o tuve la suficiente paciencia… para que pasara el “chaparrón”.

Koldo

A mí me faltó valor, gracias a Dios.
Y tuve paciencia (mérito mío)
Me asusté cuando mis zapatos se mojaron…

- Cobarde, me dije.
- El agua está fría. Me esperan…

- Cobarde, me dije.


- Me quieren, les quiero.


- No se lo merecen,
no me lo merezco…


- Cobarde, cobarde… me dije

- No, otra vez será,
cuando de verdad las cosas
no tengan salida…


- ¿Y te volverás atras?


- Tal vez. Acepto mi cobardía…
o me gusta demasiado la vida
y por  nada ni nadie merece la pena perderla.

- Además de cobarde, engreída…


- Bueno, pero gracias a mí
sigues aquí…, sigo aquí y no nos va mal del todo,
lo sopotamos bien, ¿no te parece?

- Cobarde, cobarde…

- Cierto, hay que tener valor para irse.

¿Con qué edades se suicidadon esos genios a los que admiro? Normalmente muy ancianos, cuando ya no esperaban más de la vida. Mientras tanto la esperanza seguía allí. Manteníendolos en la brecha…
Eso es la vida, luchar hasta que se acaben las fuerzas…

Mentiras, poder y más mentiras

Mentiras, poder y más mentiras

Decía Aristóteles que el hombre es un animal político. Pero el concepto de política de él no tiene nada que ver con la miseria en que se ha convertido nuestra política.

Siempre me he preguntado por qué cuando los políticos están en el poder no hacen lo que habían prometido durante la campaña electoral.  Y me sorprende que nadie se dé cuenta de que a los cuatro años nos vuelven a prometer lo mismo. ¿En qué han estado pensando mientras andaban por los despachos durante esos cuatro años de poder?

Van a arreglarlo todo, cuando han tenido tiempo suficiente para hacerlo antes.

Y esa manía de terminar las obras y ofrecernos la zanahoria unas semanas antes de que vayamos a votarlos me parece tan rácana...

¿Somos tan estúpidos como para creerles?  Nosotros, los curritos de a pie sí que somos la puta y además pagamos la cama.

La cuestión es: ¿Por qué seguimos con las mismas? No aprendemos o somos demasiado conformistas para mandarles al paro con la misma nómina que la de un auxiliar administrativo o un albañil?  Así aprenderían que se siente en la vida real y no en su burbuja de poder.

Ando cabreada con ellos, con vosotros, con los medios de comunicación,  con el sistema en general y conmigo misma. Pero como a la mayoría, me importa un bledo quien gane, con tal de que me dejen como estoy. (Virgecita, virgencita...)

No sé a quien votar, no sé si votar, no creo que un voto sirva para mucho... Me gustaría encontrar un partido político honrado. Pero eso es una utopía. ¿O no?

 

Lluvias

Lluvias

Ando plantando bulbos y rosales. Pero no llueve. En la tele me anuncian la sequía, los desastres, las matanzas, el politiqueo...

Ando paseando por el sotobosque. Pero no llueve. Intento leer "No es país para viejos" y lo dejo a las 10 páginas. No me gusta.

Ando buscando algo, pero no llueve. Leo "La daga" y creo recordar que ya lo leí. Sigo adelante, me gusta.

Ando educando a Menta, pero me pueden sus ojos de cachorra buena. Pero no llueve. Tendré que ponerme seria o será una perra intratable.

Ando pensando en mis peques. Pero no lluve. Su vida se va asentando, pero también ellos aprenden que a veces las cosas no son lo que parecen.

Estancada en el anticiclón ando pensando en la próxima primavera...

De vez en cuando es bueno que llueva, aunque los perros traigan barro a casa y yo me deprima un poco por causa del gris del cielo.

De damas y otras mujeres

De damas y otras mujeres

Hace tiempo andaba por la red una Dama Berenice, que tenía como símbolo una orquídea homónima y una bella historia de amor de la época de los egipcios (ha habido muchas Berenice en la Historia)

Al paso del tiempo esa dama se pasó al escepticísmo. Llevaba tiempo cambiando, como las crisálidas, pero en vez de convertirse en una hermosa mariposa se convirtío en una polilla nocturna, de esas que revolotean alrededor de las luces del invierno. Y no lo hizo voluntariamente. Las circunstancias que no podía manejar le apagaron los colores hermosos de la primavera y le pintaron las alas color otoño. 

Y como algo le quedaba de su anterior vida, se revolvió ante tanta tristeza y cometió un pequeño acto de rebeldía contra el destino, poniendo conscientemente una x en el lugar donde debía ir una s. 

Hay mujeres que no se rinden. Que les queda algo de su anterior vida que quieren conservar. 

Esperando la primavera, la polilla planea colorear sus alas con brillantes colores.

Otra de miedos

Otra de miedos

Ayer limpiaba el baño a fondo. Los techos son altos y me tengo que subir a una escalera. Hasta ahí todo normal. Pero tengo miedo a caerme. Ya no estoy tan ágil y siempre he tenido mal el sentido del equilibrio. Así que me da miedo subir más de dos peldaños. Voy con cuidado, pero cuantas más precausiones tomo mas inestable me siento. Procuro esperar a que esté alguno de mis hijos en casa para hacer las cosas de "altura" e incluso les pido a ellos que se suban a la escalera. Pero esto de limpiar es tan desagradable y soy tan tan quisquillosa, que prefiero hacerlo sola.

Vivir aislada tiene sus desventajas y ésta es una de ellas. El miedo a que me pase cualquier cosa y no tener a nadie cerca para ayudarme. Es algo que he asumido como defecto. Y que me obliga a centrarme en lo que hago cuando considero que es "peligroso" por la razón que sea.  Pero las compensaciones que tengo superan esos miedos. Esa ha sido mi elección.

Si mis vecinos tienen miedo a mis perros yo tengo miedo a las escaleras. Supongo que es lo mismo...

 

Epitafio al amor

Epitafio al amor TE PERDÍ

El abandono me encontró
durmiendo entre las sábanas
una mañana de otoño
cuando al mirarte ya no estabas.

¿Dónde fuiste a parar,
amor dormido en el alma?
¿En qué corazón reposas ahora?
¿Quién te quiere más que yo?

Te perdí sin saber por qué,
igual que te conocí,
sin motivos ni promesas,
sin hacer ninguna pregunta.

Pero el dolor es tan intenso,
la soledad tan fría y dura,
el silencio largo y oscuro,
enorme y sola la tristeza.

¿Te encontraré algún día
escondido en cualquier mirada?
¿Resurgirás en las cenizas
de alguna hoguera apagada?
¿Dónde, amor, te escondes?
¿Cuál es ahora tu morada?

"Amor infinito" de ALfred Gookel
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Incoherencias

Incoherencias

En  mi ciudad adoptiva va a producirse un desastre más.... bueno, dos:

Están colocando la iluminación de las calles con lucecitas de colores dispuestas de formas curiosas: arbolitos, campanas, lacitos, bolitas y no sé cuantas cursiladas más. 

Mientras, me machacan con lo de ahorrar energía, el consumir de forma responsable, el calentameinto de la tierra y de la repera en verso.

El segundo desastre está unido al primero de forma muy curiosa. Van a innaugurar (¡Dios, que palabra!) un gran centro comercial (los hijos adoptivos de la pérfida Albión, herederos del señor Areces, para más señas) He recibido una carta en la que me invitan al "evento" oficialmente por que tengo una tarjetita de plástico desde hace muchos años, que me ha hecho esclava fiel de sus productos...

Es un edificio con un diseño futurista (ahora  todo es diseño futurista)  Un edificio que necesitará tener miles de luces encendidas la mayor parte del día y de la noche. Un edificio sin ventanas, todo lo contrario a un edificio sostenible (¡caramba, que todo se pega...!) 

En invierno calefacción a tope, en verano aire acondicionado al máximo. Eso es ahorro de energía, si señor. Economía, santa economía...

Y luego que yo ahorre, que apague luces, que aisle las paredes de mi casa, que recicle cristales, papeles y plásticos, que no derroche...

¡Ya está bien...!

Pues eso, que comienzan las fiestas del despilfarro. La proxíma vez que reciba un mensaje de esos de apagar la luz de mi casa 5 minutos a eso de las ocho de la tarde, lanzaré una sonora pedorreta... La oiréis, lo prometo.

La imagen, junto con un comentario muy sabroso de los gastos de luz en Madrid, la encontraréis en www.20minutos,es

Poema de otoño

Poema de otoño

HUMO

 

Humo, humo, alto, ancho, vacío,

volutas de nada llena de vida transmutada.

 

El aire es su esencia, su ser,

la materia su llama, el olvido su futuro.

 

Amanecer

Amanecer Esta mañana, durante unos minutos, el cielo estaba rojo. Pareciera que se había indenciado con la fuerza de un sol mortecino.
Y estaba acorde con mi ánimo. Hay días en que parece que es imposible seguir adelante. Una montaña de problemas estúpidos se levanta en tu cabeza. Y hay que hacer un ejercicio de relajación. Y despejando las incognitas, seleccionado el grado, haciendo un listado de prioridades.
Luego se tira de teléfono, de consultas, de consejos y parece que se aclara un poco el panorama. No se ha arreglado nada, pero has encarrilado los temas. Y decides dejarlo todo listo para la semana siguiente. Ahora sólo voy a pensar en el viaje que he programado con tanta ilusión. Y tener dos días en los que una nube de olvido y un sol radiente, como una droga fuerte, me hagan vivir el presente, sin más. Luego, al regreso, armarme de paciencia y retomar las pólizas, el vuelva usted mañana, el en tres días lo tendrá.... Cuando regrese miraré las fotos que quiero hacer y os regalaré una. Sobre mi escritorio se quedan los anexos que debo rellenar, los impresos que debo sellar, el absurdo que no queda más remedio que realizar. Pero hasta el lunes, desde ahora mismo, voy a separarme en dos y dejar una aquí. Me llevo a la otra de paseo. ¡Que tengaís un buen fin de semana!

Ventanas

Ventanas He ido a donde Mon deja sus palabras cargadas de belleza y sentimientos. Dónde están las palabras que debo buscar en el diccionario argentino-español. Y me ha llevado a buscar una ventana. Una muy especial, que da al mar.
Hay habitaciones con ventanas al mar, aunque yo no las vea. Ventanas que se abren a la vida y el azul. Las mías se abren al verde y el marrón, a las encinas y el cielo azul, consuelo enorme para la añoranza del mar.
Cuando miras a través de las ventanas puedes ver la vida moverse.
Cuando ves las ventanas desde fuera puedes ver la vida interior.
Yo ando buscando la forma de vivir en el vano de una ventana. Pero no encuentro la forma de armonizar el interior con el exterior. A veces salto fuera, con ansias de comerme el mundo a bocaditos pequeños y sabrosos. Otras, salto dentro para atragantarme con ciertas amargas frutas que están colocadas en un frutero blanco.
Las ventanas son puertas que no terminaron de crecer. Tal vez por eso sea tan difícil pasar a través de ellas.


La foto es de Rafael Mérida, tomada de http://guia.ojodigital.com

Andan pesadas

Andan pesadas

Andan las moscas pesadas revolotenado por la casa.

Hoy me han traido la leña para el invierno.

Escucho en la tele que Buda siempre sonríe

y que ya se admite la eñe.

Pequeñas cosas que entren y salen

en el día a día, que nada importan

pero que conforman la vida.

 

Veinticinco

Veinticinco Hace veinticinco años, sabado, para más señas, las dos cosas más bonitas que he fabricado llegaron a este mundo. No he tendio tiempo de pensar mucho hoy en ellas, pero el recuerdo de sus ojos, de sus manitas, de su olor sigue presente en mi memoria. Dicen que idealizamos los recuerdos. Cuando son tan hermosos como ellas, no importa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luis Muiño

Luis Muiño

Hola, Luis. El primer sitio que he visitado, una vez obtenida la línea de internet, ha sido tu página. Me ha gustado mucho ver que la mantienes tan activa como siempre. He entrado en los temas de cine, concretamente en Obsesión. Más adelante pondré algunas notas sobre las mias. De momento estoy retomando el gusto por saludaros a todos los que poco a poco voy reconociendo. 

El cachorro que os presento es hijo de Roma. Iré presentándoos a toda la comparsa que me acompaña entre el cielo y la tierra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres