Blogia
casiazul

Lecturas

Gracias y respeto

Gracias y respeto

Gracias, Homero, por indicarme las faltas, una de ortografía y la otra de "tecleado" erróneo.

A veces leo y releo las cosas antes de publicarlas y, sin quererlo, se me cuela un desliz. Cosas de la concentración.

En el foro de página 2 he encontrado verdaderas burradas, tanto con el lenguaje abreviado de los mensajes de los móviles, que se usa a veces, como faltas más o menos llamativas. Y yo soy la primera en cometerlas de vez en cuando, lo sé.

He leído algunos de los microrrelatos de este mes y me he quedado de piedra. ¿Es un nuevo estilo o falta de respeto a los lectores? Pero soy incapaz de comentar nada en el foro. Cada uno sabe lo que debe hacer...

Se va perdiendo el gusto por lo bien hecho. Y la escritura es un duro oficio. Sobre todo para las nuevas generaciones. Pero al menos lo intentan aquellos que tienen inquietudes literarias.

Es agradable ver como la gente sigue teniendo ganas de escribir y cosas para decir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La carretera

La carretera

He terminado de leer "La carretera". Terrible y esperanzador. Me ha dejado un sabor a ceniza y vida, a horror y lucha.

La vida se extingue, poco a poco, pero sigue, desesperadamente aferrada al hombre. O el hombre se aferra a ella, aún sabiendo que todo va a acabar.

Es un libro extraño, duro y melancólico, pero, pese a todo, hay una luz pequeñíta de esperanza, o al menos así lo quiero ver.

Y me sigue sorprendiendo como el hombre se niega a desaparecer. Somos una especie más, con un principio y un final, pero da miedo pensar en un tiempo en el que no habitemos la tierra.

Andamos de prestado sobre ella, la agotamos y siempre querremos más.

Somos como somos. Amamos la vida y puede que acabemos con ella. Hombres, al fin y al cabo.

 

Saramago

Saramago

"La piel es todo cuanto queremos que los otors vean, debajo de ella ni nosotros mismos conseguimos saber quienes somos."

José Saramago

Todos los nombres.

 

Animula vagula...

Animula vagula...

Adriano compuso poco antes de morir esta pequeña joya en forma de poema:

 


Animula vagula blandula
Hospes comesque corporis
Quae nunc abibis in loca
Pallidula, rigida, nudula
Nec ut soles dabis iocos


(Alma, vagabunda y cariñosa,

huésped y compañera del cuerpo,

¿dónde vivirás? En lugares

lívidos, severos y desnudos

y jamás volverás a animarme como antes).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Textos

Textos

Estoy leyendo "Textos y Pretextos", una recopilación de artículos de Antonio Gala (ED. Sedmay, S.A. 1977) publicados desde febrero del 73 a diciembre del 75.

Me ha sorprendido qué poco ha variado nuestra vida. Lo lento que resulta cambiar ciertos hábitos y cómo las cosas siguen empeorando poco a poco. Cómo cambiamos el collar al perro viejo y de nombre a las preguntas eternas. Todo sigue igual, que decía la canción. Nosotros envejecemos, pero las cosas siguen ahí.

Es un buen ejercicio éste de rastrear nuestra historia a través de los ojos de otros. Recuerdos de hechos y sucesos que en su momento no eramos conscientes o suficientemente maduros para entenderlos y que ahora toman una nueva luz para comprenderlos. Pero comprender el pasado no nos aclara el futuro, por lo que veo...

Lecturas veraniegas

Lecturas veraniegas

Entre otros, voy releyendo poco a poco, "El zoo humano", de Desmond Morris. Y me sorprendo cada vez un poco más.

Nuestra sociedad es una tribu, con sus normas, sus mitos, sus sueños y sus horrores. Pero como especie dejamos mucho que desear.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres