Blogia
casiazul

Y en estas fechas tan señaladas...

Y en estas fechas tan señaladas...

Pues dan ganas de mandar a la porra a más de uno y de dos.

Pero luego una piensa en positivo. Y como no aprende de sus errores, que para eso son suyos, decide intentar ser feliz... ¡Ingenua! Eso ya no está de moda, ahora hay que ser rico, rentista o parado. Los intermedios están muy mal vistos.

A lo que iva (si, ese del 21%), la felicidad de estos días me la están vendiendo, como en años anteriores, en pequeños frascos de cristal o en multiples aparatos de multimedia... Si anuncian tanto cachivache tecnológico será porque lo venden, ¿no? ¿La publicidad en la televisión no era carísima? Pues cuando la hacen es por que pueden. Y porque venden...

Pero no quiero hablar de anuncios donde te venden lo mismo que el año pasado pero con otro papel más brillante.  En lo que ando pensando en estos días es en mi propia felicidad, que la perdí hace tiempo. No soy desgrciada. Hombre, en algún momento del día puede que me de un ramalazo de desgracia horrible y figurada. Pero lo habitual es que me sienta anodinamente insegura, sin saber si reir o llorar,  ni feliz ni desgraciada. Lo que en mi tierra se llama indiferente. Y eso me repatea... No hay nada más feo animicamente que la indiferenia.

Hay que saber tomar decisiones, elegir aún a riesgo de equivcarse.

Comienza un año nuevo,analizo un año muy amargo en casi todas las cosas, si lo juzgo por el último trimestre... Pero aunque mi memoria no me alcanze, sé que los nueve restantes meses algo bueno tendrían.

Ahora hay que enfrentarse a  un año casi peor que el pasado. Pero ya no será lo mismo. Como han acabado con nuestras ilusiones, otro palo más no nos hace daño... (O eso se creen ellos)  Como se descuiden nos va a salir la bilis  y la necesidad de comer por el mismo lado y les vamos a tener que ajustar las cuentas y apretarles el cinturón a ellos un poco más cerca del cuello, que en sus y tripotas satisfechas ya no cabe ningún cituron: no quedan tallas para tales perímetros adiposos...

Pues nada, amigos, como no tengo solución y esto mio no se quita con medicinas, os deseo que se equivoquen todos y que el próximo año las cosas mejoren mucho y para bueno...

Lo dicho, un besazo a amigos, parientes y lectores amables....

 

 

Con permiso de Pau, te robo, descaradamente, el inocente papel.. con el que abrigaremos nuestras esperanzas en el año próximo.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pau -

Bueno... piensa que lo he pillado de internet, que es lo más fácil dado mi poco sentido creativo.
Por mucho que queramos, a algunos eso de la indiferencia no nos sale. Y mira que a veces nos iría de perlas, pero ni así.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres