Blogia
casiazul

A vueltas con la huerta

A vueltas con la huerta

Hace tres días recogí un tomate de la huerta. Me sentí como la ganadora de una batalla perdida... Estaba dulce y me supo a gloria. Hoy espero recoger otro. Ayer lo vi a la última luz de la tarde y me parecío listo para la cosecha. Vienen de uno en uno, haciéndose desear. 

La verdad es que bastante hacen las plantas, teniendo en cuenta el mal terreno sobre el que están plantadas.

Pero como os decía, me gusta ver como con mucha agua y poca sustancia la vida sale adelante.

Me preguntaba por qué las malas hiebas prosperan que da gusto por todo el terreno. Si me descuido con ellas, como el Principito con los brotes de baoba, lo mío sería una selva tropical al estilo castellano. Pero en lo que se refiere a plantas comestibles, esta tierra mía, es estéril y dura.

De todas formas, la seguiré mimando y abonando y tal vez, en dos o tres años, consiga enriquecerla lo suficiente para poder envasar unos cuanto tarros de salsa de tomate. 

Si lo consigo, os lo contaré...  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres