Blogia
casiazul

Libros

Libros

Mis lecturas van a paso lento. Y eso que intento repartir mi tiempo lo mejor que puedo entre aficiones y obligaciones.

Pero a veces me cargo más de obligaciones tontas. Y aunque nunca he sido una loca de la limpieza, la casa me "quita" mucho tiempo a los placeres. Claro que la culpa es mía. Tener tres perros viviendo dentro de la casa no es el paradigma de la limpieza. Me refiero a sus epitelios cambiantes... Tener un terreno grande tampoco hace fácil la tarea de tener un jardín cuidado. Lo mío no es un jardín, es un desastre... 

Si lo miro bien, lo mío por las cosas grandes es un castigo divino.  Tengo cuatro perros grandes, un terreno grande, una casa demasiado grande para mí sola, un coche demasiado grande , a veces, una sensación de soledad demasiado grande.

Pero, en compensación, tambien tengo tres grandes amores, un amor enorme, dos buenas amistades y grandes deseos de ver crecer las cosas. Y no me refiero sólo a las plantas...

Entre tanta cosa grande a veces me pierdo y me superan (también tengo problemas, problemillas y problemazos). Los libros, tan pequeños, completan mis "ansias de grandeza".  Los libros son el espejo donde miro, busco y encuentro otro tipo de grandezas. Las de otros mundos, otros sentimientos, otras ideas ajenas a las mías. Y aprendo, aunque sea a base de coscorrones mentales.

En fín, que lo único que me falta es que las horas fueran más grandes y mi ánimo más vivo a veces. Por que en el fondo, es mi actitud vital lo que relentiza muchas de mis tareas.  Y  que los años, que no perdonan...

 

 Parte del terreno de la parcela. El alambrado del fondo son las perreras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres