Blogia
casiazul

¡Vaya comienzo!

¡Vaya comienzo!

Si esto es el principio, no sé como acabaré el año... Le voy a pedir a los reyes una cabeza nueva. Una cabecita centrada en lo que está haciendo en cada momento, una cabeza menos olvidadiza y más ágil. Una cabeza que no tenga tendencia a irse por las ramas, a mundos perdidos. Una cabeza, en fin, que esté sobre mis hombros y no en las nubes, como suele estar la actual.

Como se ve en la foto mi cabeza, durante diez minutos no estaba donde debía. Ni olí el humo, ni escuché el crepitar del fuego, ni vi el amarillo de las llamas.

Ya sé que esto le puede pasar a cualquiera, que a más de uno se le ha quemado el aceite por un descuido. Pero a mí no me había pasado nunca. Al menos hasta este nivel. Alguna que otra vez sí me he dejado el fuego encendido pero con consecuencias menos escandalosas.

Me dice el périto que he tenido suerte al no tener muebles altos. Que estos incendios suelen ser bastante peores... Por consolarme que no quede.  Menos mal que el seguro lo cubre todo.  Pero eso no quita para que me piense dos veces encendre la placa. Si no me gusta cocinar, cada vez me va a gustar menos. En fin, pasó el susto. Ahora un par de meses en obras no me los va a quitar nadie.

Vaya, vaya, lo caro que me han salido el par de huevos que me  zampé mientras la sartén ardía alegremente...

Mi cocina después de...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

XiMiXo -

Ahora te acusarán de no respetar el protocolo de Kyoto. Ya veo al seprona rastreando tus pasos por esos montes...

pau -

A mí me ha pasado de todo y lo peor es que me sentía impotente.
¿Puedes imaginar a un tipo como yo, gritar con desespero a su compañera?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres