Blogia
casiazul

Se vende

Se vende

Me venden de todo: una realidad diferente con un teléfono, la juventud eterna en pastillas, leches y cremas. Me venden un mundo salvaje junto con un todo terreno, un aire limpio con un ambientador, una figura elástica con una bici. Me venden la felicidad a cambio de dinero.  Y, lo mejor de todo, es que según ellos, lo quiero todo y ¡ya!

La tentación no vive arriba, vive encerrada en una pantalla de televisión, en unos escaparates estudiados al milímetro, en una radio bocazas, en las arcas de las empresas.

Y mientras yo intento resistirme a las luces, a los milagros, a las mentiras. Pero no puedo dejar de comprar. Regreso a casa cargada de bolsas, el monedero temblando y la sensación de haber caído en sus garras.

Y eso que sólo compro comida, algo para la casa y los perros y, de vez en cuando, ropa para reponer los destrozos del tiempo en mi vestuario.  Pero siempre vuelvo con algo más de lo que necesito.

¿Por qué será?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pau -

Nos pasa a todos. No hace falta la tele ni la radio, solo con que nos pongan los productos en un lugar adecuado, con la justa luz y bien presentados...
Luego, llegamos a casa preguntándonos el por qué hemos comprado aquello. En el fondo es que lo queríamos y no sabíamos cómo hacerlo, el posterior desgarro de vestiduras es nuestra buena excusa, la mala es culpar al vendedor.
Bueno... si con una cámara sencilla haces fotos como la del principio ¿qué harás con...?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres