Blogia
casiazul

Cuando no se quiere ver

Cuando no se quiere ver

Anda mi amigo E. ciego. Van taitantas veces que rompe con su pareja. Lo malo es que su salud se va resintiendo.

Ha pasado unos días en casa, haciendo casi un ejercicio de desintoxicación y muchas horas de charla inutil. Han bastado dos días para que, al volver a verla, haya caído de nuevo en sus redes.

No es que a mí me importe mucho lo que haga o deje de hacer. Es un adulto que debería saber lo que se hace. Pero no lo sabe. Está ciego de "amor" y soledad. Más bien, diría yo, está ciego de todo lo que no sea ella y su capacidad de manipulación, y con un feo síndrome de hombre maltratado. Si es verdad todo lo que me ha contado, y no tengo por que dudar de él, le tiene atrapado en una telaraña de esas de viuda negra. Da igual que le haya dicho las verdades del barquero y que haya intentado hacerle ver lo evidente para mí y para un par de personas más, que coinciden con mis palabras casi literalmente. Personas que le tenemos mucho afecto y nos preocupamos en distintos grados por él, incluida su psicóloga...

Pero E. está ciego, de esa ceguera enfermiza que pone un  túpido velo a la realidad. La ceguera más cruel, la del que no quiere ver.

Solo espero que se le caiga el velo antes de que tengamos una desgracia, que por lo que me cuenta, un día leo de él en la prensa negra, así van caminando las cosas...

En fin, que en estos días en que amenaza nieve, pero no cae, E. amenaza con hundirse en un mar turbulento sin que los demás podamos hacerle ver la costa salvadora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres