Blogia
casiazul

Responsabilidad

Responsabilidad

Cuando era pequeña sabía que si hacía algo malo, la culpa era mí. Recuerdo una frase lapidaria que resumía el asunto de las responsabilidades propias y ajenas: "El que la hace, la paga."

Hoy por hoy la historia nos está demostrando que en este tema hay dos vertientes:

Al que le pasa algo malo siempre anda buscando responsables de su mala suerte o de su propia dejadez. Y, normalmente, eso se termina convirtiendo en una cifra...

El que hace algo malo se las apaña para evitar su responsabilidad ,cargando las culpas a otro, tanto por encima como por debajo de su escala.

Viene el tema a que hace poco escuché la noticia de que un ciudadano americano había demandado a Dios por las burradas que pasan en este mundo. No será el primero en acusar al Altísimo de todos nuestros problemas, pero me suena que es el primero en llevarlo a juicio.

Dejando de lado la existencia del Relojero Mayor, me quito el sombrero ante el buen hombre que se ha atrevido a ponerle una demanda.

Cuando suceden accidentes, fenómenos meteorológicos o naturales, catastrofes, hecatómbes, pandemias y la leche en verso, solemos buscar responsables para que carguen con las culpas.

No se admite ya el concepto de suceso aleatorio, que nos puede pasar a cualquiera. La palabra accidente ha perdido su sentido. Todo está formado por una cadena de sucesos. Y tirando del hilo se llega al final de la madeja, con rocambolescos giros a veces.

Ahí aparece Dios. Si no se hubiese entretenido una tarde calurosa de verano en modelar en barro dos figuritas rídículas y darles vida, esto no habría pasado.

A partir de ahora cada vez que quieran demandar a los responsables de algun desastre (natural o provocado por el propio hombre) que acudan a lo más alto de la escala operativa. Que los pobres conductores o pilotos o capitanes a veces se les cae el pelo. Y si han muerto en el desastre, seguro que son los culpables. Los muertos no protestan... Ni demanda a nadie.

Son los que quedan, asutados, sin comprender lo que pasa o los demasiado listillos que ven la oportunidad de rascar algo, los que no entienden o no quieren entender que las cosas pasan, muchas veces, por que tienen que pasar... El azar de la vida no es controlable.

Pero, a lo que se ve, si es "demandable".

Por cierto, voy a demandar a Eva por haber comido la manzana. Con lo bien que se debía estar en el paraíso. Si no hubiese sido tan "flojita" de carácter, no habría caído en la tentación y todos andaríamos en un jardín, practicando el nudismo y comiendo lo que la tierra nos diese.

Y ya puesta, Adan será demandado por no heberse impuesto y obligado a Eva a no comer la manzanita. Le acuso de ser un calzonazos...  Y, encima, con el paso de los años, la historia religiosa carga la culpa de todo en Eva. Este pensamiento feminista es muy divertido, pero cierto: La culpa de todo la tuvo Adan.  

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Koldo -

¡Hola, de nuevo, "la dama...":

...Pues te parecerá increíble; pero Muiño (¡vaya usted a saber cuándo y con qué nombre!) ya nos propuso el tema del hombre que puso una demanda a Dios "por incumplimiento de contrato" o algo así. Es verdad, fue un caso real y salió en la Prensa de aquel momento. Lamento (como siempre, me falla la memoria) no poder darte mayores referencias...
¡Me gusta tu blog!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres