Blogia
casiazul

Azul mar

Azul mar

Justo el día del Carmen paseabamos por las playas próxmas al cabo de Gata. Playas blancas, arena fina. Rectas y casi vacías...

Frodo jugaba con las olas, las mordía, las perseguía y salía corriendo, como los niños pequeños.

Yo salí llena de arena, desesperada de esos pequeñoa granos de conchas milenarias deshechas por el tiempo y el agua.

El azul del agua me tiene quieta en la silla. La brisa marina es suave y húmeda. El yodo se ve, se saborea...

Pierdo mis pensamientos en pasados días junto al mar. La belleza la encuentro en la tremenda distancia que va de una visita a otra. Verlo después de meses, años, es como el rencuentro con un viejo amor del que se guarda un grato recuerdo.

No nos hemos olvidado de ninguno de su rasgos. Sigue siendo el mismo seductor que nos atrajo a sus brazos para inundarnos con su espuma oxigenada y ligera. Reconocemos su amor infinito e intuimos su violencia oculta.  Es el mismo que dejamos hace tiempo y el mismo al que volveremos cuando podamos.

Disfruté de unas horas de relajación total con la simple contemplación de las aguas tranquilas y azules. Ahora me pertenencen, pera verlas este invierno, al calor de la chimenea... Parece que no va a llegar el invierno, pero la luz del sol está cambiando sutílmente ya. Un amarillento imperceptible se está apoderando del aire. El otoño no está tan lejos como parece...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres