Blogia
casiazul

Lucía

Lucía

Me manda una compañera las primeras imágenes de Lucía, 26 semanas.

Y recuerdo mi primera maternidad. Las ecografías eran en blanco y negro, sólo las veía el ginecólogo y si te giraba la pantalla a lo más que acertabas era a ver unas manchas blanquecinas y contrastes negros y grises. Le escuchabas como te decía que ese punto era la cabecita y que medía tantos centimétros, que estaba todo bien. Y yo me quedaba asombrada, no de lo que veía, que no veía nada, la verdad, sino de que el médico pudiese traducir las líneas y las manchas.

Hace poco le hicieron a Farah un escanes del bazo... Y por más que me lo imaginaba, no había manera de que aquella mancha que se movía por la pantalla me pareciese un bazo...

Pero, independientemente de lo que pueda ver o no, me sorprende el envío de las imágenes.

Hace mucho tiempo, algo así como 32 años, yo veía a mi peque entre brumas y ahora, sin pudor, sin miedo, con un orgullo apabullante, una madre te muestra lo que lleva dentro.

Entonces rezabas para que todo saliera bien (veinte dedos y la cabeza en su sitio...) Y esperabas 40 semanas, arriba abajo,  para saberlo. Ahora puedes fotografíar hasta el último detalle del bebé. Ya no es una "feliz" espera analógica y con su reposo, es un ir y venir digital, detallista, sin sorpresas.

Supongo que lo vivirá con la misma ilusión que yo, pero con más tecnología...

 La imágen no es de Lucía, está en la red. Me resulta sorprendente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pau -

Yo aún conservo las de mis hijos, 28 y 26 años. Puedes imaginarte.
Ahora puedes colgarlos en el You Tube. Colgarlos!!! Vaya palabreja.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres