Blogia
casiazul

Lluvias

Lluvias

Limpiándolo todo de polvo y paja, han caído las primeras lluvias. De tormenta pasajera, pero lluvia. Y no me he resistido a salir con Farah y Urko a las primeras gotas. Con paraguas, eso sí. Pero a los 300mt. me ha dado la vuelta. Comenzaba a caer un diluvio. Hemos llegado a casa empapados y felices.

A Farah le molestaba el agua en los ojos y se pegaba a mi falda como para protegerse. Se ha parado unos segundos debajo de una enredadera que sobresale del muro para esperarme, allí donde menos agua le caía. Pero Urko, fiel a sí mismo, ha corrido como un loco carretera arriba y abajo antes de meterse en casa. Se ha dado un buen baño con la mejor agua. Les he tenido un rato a la puerta, esperado a que se secasen un poco, pero seguía cayendo a mares y al final me he pertrechado de toallas y paciencia y les he dejado entrar. Ha sido inevitable que Urko se sacudiese alegremente a la entrada, rociando de gotas las paredes y los muebles. Farah, más educada, ha esperado a que la secase un poco, agradeciendo con mordiscos juguetones que le seacase la cara.

Yo me he tenido que cambiar de arriba abajo, pero ha merecido la pena. Hasta el aire parecía más límpio y dulce. Todo un placer húmedo y brillante.

Esperando a la puerta...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres