Blogia
casiazul

Una casa para Poli

Una casa para Poli

Cuando ya desesperaba de encontrarle un rinconcito caliente a Poli, la suerte volvió a sonreírme. Y gracias a Oso. Es curioso, el efecto mariposa se cumple. O lo llamamos azar, tanto da. Me llamaron preguntando por Oso al cabo de más de un mes de haber puesto el anuncio. Querían un perro pues se había muerto su perrita hacía poco. Y les hablé de Poli. Al día siguiente vinieron a verle al pueblo y se lo llevaron nada más mirarle a los ojos.

Yo no sé si en estos casos es válida la frase de "el perro te encuentra a ti" pero desde luego se ha complido delante de mis ojos por dos veces. La leí en "Los objetos nos llaman", de J.J, Millás, el último libro que me he leído en estos días. Las personas que de verdad les quieren no se andan con razas y edades... Y si lo desean de verdad menos aún.

Lo malo de éste ir y venir de perros abandonados es que ya me llaman para decirme que han visto a tal o cual perrillo rondando perdido por el pueblo o las urbanizaciones. Y yo no soy una ong canina, aún no.

Tengo que mirarme esto mío con los perros...

Otra de Poli

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pau -

Sin darte cuenta ya la has montado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres