Blogia
casiazul

Sobre la eutanasia

Sobre la eutanasia

La verdad es que a veces hago cosas que me obligan las circunstancias, pero de las que no me siento nada orgullosa. Esta vez ha sido un perro en su más esplendorosa juventud. Un perro que atacó sin previo aviso. Un perro joven y robusto, vital y amable. Algo se rompió en su cerebro. Algo muy gordo que le indujo a morder a dos niños. Sin avisos, sin señales previas que delatasen su estado de inestabilidad.

Ha sido un suceso de los que se ven en la tele y en los periódicos, una de esas noticias a las que tanto jugo le sacan los alarmistas y los que no saben de que hablar.

Pero todo ha quedado en casa, entre mis amigos y yo.

Por un lado el dolor de sacrificar a un animal que había nacido en casa, que se había criado con otros perros y con los niños de la familia. Un perro noble y feliz.

¿Quién sabe qué pasó por su cabeza para atacar así al pequeño? No lo sabremos nunca, Lo único cierto es que todos lo pasamos fatal, primero por los niños, luego por el perro. Pero hay cosas que se deben hacer y cuanta más humanidad utilicemos en estos casos, más humanos seremos. Fue inevitable sacrificarle. No se le podía aislar. No se le podía llevar a ningún lado con esos antecedentes. Y estaba el riesgo de que volviese a atacar a cualquiera.

De nuevo me enfrenté a la suave y dulce muerte que supone la inyección de anestesia que se aplica en estos casos. Su corazón se fue parando poco a poco mientras un suspiro de descanso salía de su garganta.

Y me ha hecho pensar en el escabroso tema de la eutanasia humana. Esa que demandan tantos enfermos terminales y que tan difícil es de aceptar por la sociedad.

Yo quisiera para mí ese final. No es una cuestión de ética o moral, es una cuestión de humanidad... Si la tenemos para con los animales, ¿por qué no tenerla con las personas que así lo deciden?

Hace tiempo que los medios no sacan el tema, ya no está de moda... hasta la próxima vez, que se generará otra polémica para seguir todo igual, chocando con la intransigencia de aquellos que se creen dueños de las vidas y los sentimientos ajenos.

La vida no es justa, lo sé, pero es bella..., la muerte, por más que nos la endulcen, jamás será hermosa, pero es el punto final de la vida, nos guste o no.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres