Blogia
casiazul

Final feliz

Final feliz

Después de una semana de lo más atareada con Oso, después de poner carteles y más carteles, ayer Oso se fue con su nueva familia. Un matrimonio con dos hijos, que acababan de tener una péxima experiencia con otro pastor alemán. Hoy les he llamado para ver como iba la cosa y me han confirmado que el hijo mayor, reacio a que llevaran el perro, lo ha acpetado encantado. Ya puedo respirar tranquila. Sé que va a tenre un buen hogar, que tendrá más paseos y más atenciones que conmigo y, sobre todo, que se ha librado de un final ciertamente desagradable. Me resultaba imposible tenerlo en casa, por más que me gustase.

Y, curiosamente he recibido otras dos llamadas interesándose por el perro. Es lo que tiene ser perro de raza, que te salen novios por todas partes.

Hacerse la dura, a veces, es muy difícil. Sobre todo yo, que soy una mujer "fácil" de conquistar, bien por la palabra bien por la mirada... (personas y perros, respectivamente). Es más, poquitas veces he sido dura. Rectifico, creo que nunca he sido dura...

Pero lo importante es que la próxima vez no mire al perro sino a la carrtera... O me volveré a meter en un jardín.  

¡Buena y larga vida a Oso!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres